Gracias a vosotros

Igual que un mal sueño

No soportaba tus formas flébiles, tus promesas frágiles.
Apretaba los dientes y conmigo podía la ineptitud.
Hacía ruido con los dedos, tintineaba en la madera.
Tenía la sensación de que mis huesos los habían roído las ratas.
No me quedaba tabaco y había acabado por morderme todas las uñas.

No soportaba la idea de tu mirada en mi nuca, de tus manos en mis costillas.


Get out

Extremoduro – Primer movimiento: El sueño

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dilo bajito...